Trabajo en...

Continuar

Estamos adaptando el
contenido a tu tipo de negocio

Innova con tu menú

Innova con tu menú

Pon en práctica los trucos que te presentamos para cocinar los platos de cuchara, conoce los mejores ingredientes e inspírate con 11 recetas para mejorar tu menú.

Descárgalo

Aquí encontrarás los trucos de toda la vida, los que se han ido descubriendo poco a poco y transmitiendo de generación en generación. Descúbrelos y compártelos con todo tu equipo.


Consejos con experiencia

En las épocas más frías, los platos de cuchara no pueden faltar en tu menú. Como se trata de platos laboriosos, muchos comensales deciden pedirlos en el restaurante. Por ello, debemos respetar siempre la cocina tradicional y añadirle valor.

Comidas más ligeras
Si cueces los chorizos, morcillas y embutidos más grasos aparte y los incorporas después, conseguirás que los potajes sean más ligeros. Algo que tus comensales agradecerán en platos como estos, con tantos ingredientes, fuerza de sabor y difícil digestión.

Todo suma
No dejes que nada se pierda en tus neveras y aprovecha todos los recortes de verduras, carnes, pescados y mariscos. Con estas recetas tan elaboradas, puedes incluir tantos ingredientes como quieras y conseguirás enriquecer aún más el plato, algo que será aún más agradecido por tus comensales.

Hazlo más fácil de digerir
Pon la legumbre en remojo con un poco de bicarbonato y conseguirás un potaje más fácil de digerir. Así, a los comensales les sentará mejor el plato e, incluso, pueden guardar sitio para el postre.

Al día siguiente saben mejor
Estos platos siempre están mejor al día siguiente gracias a la oxidación, por lo que podrás trabajar con
antelación y gestionar los menús de la semana como mejor se adapten a tus necesidades del día a día.

Las conservas lo hacen cómodo
Si no dispones de tiempo, las legumbres cocidas en conserva son la mejor opción. Lávalas bien y añade el caldo y la guarnición que quieras. Un truco muy práctico con el que podrás ahorrarte mucho tiempo y esfuerzo sin perder calidad.

Un plato es suficiente
Son preparaciones contundentes y pueden ser platos únicos. Es importante tenerlo en cuenta para saber qué ofrecer como segundo plato y postre dentro del menú.

 

Los ingredientes son la base del plato

Estos ingredientes son la clave del éxito, los que no pueden faltar en tu cocina en esta época del año. Con ellos tienes garantizada la mejor base para empezar a elaborar la receta como tú quieras.

Legumbres

Legumbres

Sugerencia: durante su cocción, no uses la cuchara para remover ya que podrías despellejar los granos. Si lo necesitas, agita la olla por las asas.

Destacamos: garbanzos, lentejas, alubias y guisantes.

Carnes

Carnes

Sugerencia: para ofrecer una opción más ligera y saludable, sustituye embutidos y fiambres por carnes magras. Contienen menos calorías, colesterol y grasa.

Destacamos: chorizo, morcilla, tocino, costilla, lacón, aves, ternera y casquería.

Pescados y mariscos

Pescados y mariscos

Sugerencia: añade los pescados y mariscos al final de la preparación para que mantengan sus puntos de cocción óptimos.

Destacamos: atún, salmón, merluza, langostinos, almejas y mejillones.

Verduras

Verduras

Sugerencia: aparte de aportar sabor y nutrientes, las verduras dan un toque de color al plato. Además, no hace falta freírlas antes de añadirlas a la cocción.

Destacamos: patata, cebolla, puerro, pimiento, zanahoria, ajo, calabaza, setas, berzas, repollo y judías verdes.