Trabajo en...

Continuar

Estamos adaptando el
contenido a tu tipo de negocio

  • Las fiestas locales, días de vacaciones o las cenas de trabajo previas a las fiestas navideñas o simplemente días puntuales, suelen traer consigo una oportunidad de rentabilizar a nuestro negocio.
  • Aportan un volumen de negocio mayor al habitual. A su vez es una gran oportunidad para dar a conocer nuestro negocio a mucha gente en poco tiempo.
  • En ocasiones, estos picos fuertes de trabajo pueden ocasionar a su vez una situación de estrés, aumento de horas y complejidad de la operativa, ya que exigen ciertas modificaciones en la gestión que si no se hacen bien, pueden traer situaciones tensas en la plantilla o no alcanzar los beneficios planteados.
  • La plantilla de cocina suele contar con la ayuda de algún extra. Se necesitarán pautas, recetas e ingredientes que puedan ser manipulados por todos para una distribución óptima de las responsabilidades.

1. Debemos alinear nuestra oferta a cada situación:


Es recomendable reducir el número de platos, disponer las mesas de forma diferente, decorar el local, gestionar las reservas con mayor atención o invertir en algo de publicidad. También es importante definir qué recetas pueden ofrecerse a grupos grandes teniendo en cuenta la viabilidad del servicio, el espacio
en cocina o neveras, etc. por ejemplo será muy dificil ofrecer steak tartar o un postre emplatado y flambeado en una mesa grande.

  • Será importante la construcción de nuestra oferta de menús. Para ello es vital saber su coste al detalle. No debemos olvidar contabilizar los recursos (coste de personal y consumo energéticos).
  • Durante épocas fuertes de eventos y grupos, conviene replantearse la cantidad de platos a ofrecer. Reduciremos la complejidad y riesgos de desperdicios, construyendo menús cerrados donde esté equilibrada la rentabilidad del plato por cliente.

2. No se nos puede pasar por alto las intolerancias y las alergias:


Tener a disposición en la cocina ingredientes que nos den la seguridad de un buen resultado en un corto espacio de tiempo de preparación, o la certeza de que su uso no integra alérgenos, ayuda mucho y da seguridad a la cocina.

3. El postre como elemento que compensa la rentabilidad del menú:


Los postres sugerentes terminarán de satisfacer la experiencia del grupo y te pueden ayudar a sacar mejor provecho económico.

  • Existen ingredientes profesionales para la elaboración de postres variados con técnicas muy sencillas y a un coste muy reducido. Es una buena forma de elaborar nuestros propios postres sin comprometer la calidad global de nuestra oferta.

Continua leyendo

Crear Cuenta

Obtén todo esto

  • Accede a todas nuestras promociones
  • Inspírate con las recetas de nuestros chefs
  • Descubre las últimas tendencias gastronómicas