Trabajo en...

Continuar

Estamos adaptando el
contenido a tu tipo de negocio

El chocolate, el gran protagonista en los postres

 

La combinación de granos de cacao con otros productos como pueden ser los frutos secos, el azúcar o la leche, da como resultado uno de los mejores productos utilizados en repostería: EL CHOCOLATE.

El chocolate es originario de América, y para prepararlo las semillas de cacao deben fermentar, secarse, tostarlas y luego con ellos hacer una pasta que será la base del chocolate.



¡Chocolatea tus recetas!

 

El chocolate nos llena de energía y, además, nos endulza cualquier momento. Sorprende a tus comensales incluyendo este ingrediente en sus distintas variedades.
 

Chocolate de cobertura

Chocolate de cobertura

Se utiliza para cubrir pasteles o bombones. Este chocolate puede ser moldeado en capas sumamente finas ya que tiene un 32% de manteca de cacao que lo facilita.

Chocolate fondant

Chocolate fondant

Este tipo de chocolate está compuesto por un 40% de pasta cacao y un 40% de mantequilla de cacao. Es muy utilizado
en la repostería para la cobertura de bombones, pasteles y tartas.

Chocolate con leche

Chocolate con leche

No se considera un auténtico chocolate debido a que es una mezcla de cacao y leche. Puede llegar a contener un 50%
de cacao, aunque la mayoría no pasa del 20%.

Chocolate amargo

Chocolate amargo

Son los chocolates con menor proporción de azúcar. Como mínimo deben contener un 34% de cacao puro en su composición y pueden llegar al 98% de cacao, aunque es raro encontrarlos y su excesivo amargor los hace difíciles de consumir.

Chocolate en polvo

Chocolate en polvo

Es la variante de chocolate que se utiliza para preparar bebidas de cacao y en su composición lleva azúcar y harina (con o sin gluten).

Chocolate blanco

Chocolate blanco

Contiene poca cantidad de cacao y su base está hecha de manteca de cacao, leche, azúcar y edulcorantes. Es más complicada de trabajar debido a su alto contenido graso.